domingo, 26 de diciembre de 2010

Malos pelos

Soy un hedonista de la psique bajo los efectos de las sustancias y sus revelaciones oníricas y alucinatorias. Vivo en un mundo que trasciende las convenciones de éste.

No comprendo esta fijación desmedida con los cabellos de los hombres. Tienen que llevarlos preferentemente largos, estupendamente cuidados y estéticamente acertados. Si no, las críticas son bárbaras. Luego están los tópicos. Dicen que los pelirrojos son engreídos y muy pagados de sí mismos; que los rubios son simpáticos y de buen talante; y que los morenos y castaños son dubitativos e incapaces de decidirse por miedo a errar. Peor es si el varón en cuestión decide llevar el pelo corto. Ya se sabe que está prohibido si uno clarea. De hecho, hay un comité de salud capilar que prohíbe llevar el cabello corto se tienen calvas.
Lo de las chicas es diferente. Pueden llevar el pelo graso, muy graso, pastilla de Starlux o como quieran. Todo se les perdona. Menos la largura. Ellas no tienen permitido más de ocho centímetros de largo. Ni siquiera por detrás. El otro día cogieron a una con malos pelos. Midieron su largura y la arrestaron. Pasó una noche entera en prisión. A la mañana siguiente el peluquero policial ya la había rapado al cero. Mucho más mona ahora. Durante tres o cuatro meses no volverá a delinquir. Luego ya veremos si se lo corta o hay que volver a encarcelarla. Es que deberían cuidarse un poco. ¿No comprenden que no son hombres?

6 comentarios:

  1. El psiconauta ha vueltooo!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Estimado colega: aunque no escriba mucho por acá, le sigo con frecuencia. La temática de su blog, originalísima, me resulta interesante y curiosísima, y en ocasiones me deja anonadado, pero no puedo aportar gran cosa a los comentarios. Un saludo desde los madriles y tenga usted un buen año nuevo.
    Salud.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Pierre, y anónimo, aunque sé quién eres.

    ResponderEliminar
  4. Extraordinario análisis de la cabellera Dry.

    Me dicen que yo de pequeño tenia el pelo rubio y ensortijado, -luego me cambio-, y que siempre hacia de niño Jesús por las navidades. Ahora, con el paso de los años, me encantaría tenerlo como Sara Carbonero y por medio del Pantene poder dar un giro de 360º como ella solo puede hacerlo. Que maravilla. :)

    Oye Dry, me gusta el nuevo look de tu blog, muy bonito.

    Abrazos y Zorionak Feliz Año

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Ark. Estaría bien que tuvieras el pelo como la Carbonero. Así tendrías un novio muy rico.
    Por cierto, espero que el Zaragoza - Real Sociedad que nos va a enfrentar lo gane el peor, porque si no la llevamos clara a orillas del Ebro...
    Un abrazo y feliz año también

    ResponderEliminar
  6. Muy curioso artículo.

    ResponderEliminar