miércoles, 19 de agosto de 2009

Gordorexia

Soy un hedonista de la psique bajo los efectos de las sustancias y sus revelaciones oníricas y alucinatorias. Vivo en un mundo que trasciende las convenciones de éste.


Odio a los obesos. Me miran mal. Me escudriñan desde su superioridad corporal y me perdonan la vida con imperial condescendencia. Yo quiero engordar y tener buena tripa pero no me entra el alimento. Nunca puedo pasar de tres platos, y por más que intento deglutir, me es imposible hacer cinco comidas. Me paso los días tragando todo lo que puedo y vomitando después. Nunca llegaré a cien kilos ni tendré sobrepeso. Estoy condenado a esta maldita cárcel de huesos en lugar del paraíso de la grasa. ¿Por qué hay que estar gordo? ¿Es que no se puede marcar esqueleto como yo? ¿No comprenden que no puedo aumentar, que no tengo ya más hambre? Llevo seis meses en un centro de desintoxicación de flacos. Debo decirlo: Mido un metro setenta y cinco y peso ochenta kilos. Horribles músculos deforman mis brazos y comen mi hermosa e inexistente flacidez. Me atiborro de dulces y grasas, duermo la siesta y desayuno miel con azúcar. Nunca hago ejercicio ni sudo a propósito. Me han ampliado el estómago y encadenado al sofá durante semanas con ingestas tremendas de glúcidos y lípidos. La comida en exceso me sienta mal, pero para presumir hay que sufrir. No sirve: Sigo delgado. Esto está afectando gravemente a mi vida personal y social. A mi oronda novia le da vergüenza cuando me siento en un restaurante y sólo ocupo media silla con mi culito de bebé. No la culpo. Todos los gordos prepotentes y esculturales me miran con desdén: “Otro que es incapaz de comer. Que hay que cuidarse un poco, esqueleto”. Hasta he llegado a ponerme relleno en la tripa y las piernas. Cualquier cosa para aparentar atractivos kilos colgando por mi piel.

5 comentarios:

  1. a veces hay que hacer más peripecias para engordar que para adelgazar... sino que me lo digan a mi, que no aumento ni un kilo ni medio!!!

    Un besitoooo GORDO Jajajajaja!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya me diras, despues de mucho esfuerzo entre manteles y delicias culinarias no hay manera de alcanzar esos kilillos de más que nos normalizarian con el común de los mortales y nos tenemos que conformar con tener un aspecto de lo más vulgar..... en fin un saludete.

    ResponderEliminar
  3. Buff!!!!! Ya me gustaría a mi poder comer sin engordar!!!!

    ResponderEliminar
  4. Has provocado el debate en mi mente, donde se dirime una lucha entre la lucidez del texto y la inoportunidad de bromear sobre asunto tan delicado. Bien. No consigo sacar el agua clara. Supongo que eso es bueno. Seguiré leyendo, a ver si hay otros retos... !)

    ResponderEliminar
  5. sos un pelotudo!!!!! esun tema tan delicado como el querer adelgazar...te lo digo por experiencia teniendo una amiga anorexica y yo con 50 kilos de mas, es la misma porqueria el poco amor hacia uno mismo y la gente tarada que se burla del problema

    ResponderEliminar